foto5

Diagnóstico y plan de acción en beneficio de la industria de animación digital

Compartir

La primera mesa nacional de diálogo de la cadena de valor de animación digital con la participación   MIPYMES panameñas y representantes del sector público, privado y la academia, se realizó este miércoles en  el Salón Oportunidad de la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (AMPYME).

 

El encuentro busca mediante un diagnóstico, hacer visible la cadena de animación digital -perteneciente a la economía creativa- con el propósito de realizar engranajes, redes y potenciar el talento humano.

 

El evento, que se hace en el marco de la asistencia técnica para el fortalecimiento de la cadena regional de valor de animación digital y promoción de encadenamiento: Colombia, Costa Rica y Panamá, validó los hallazgos de los diagnósticos y asegurar que todas las restricciones hayan sido contempladas, a partir de un diálogo directo con los especialistas sectoriales.

 

“Lo que buscamos es transformar las estructuras productivas hacia algunas de más valor agregado y más dinámicas como por ejemplo el sector de la animación digital y uno de los métodos es el análisis de la cadena de valor, identificando cuellos de botellas y en un acuerdo público privado poder solucionarlos”, dijo Jorge Mario Martinez Piva, jefe de la Unidad de Comercio Internacional e Industria de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

 

El experto de CEPAL, mencionó que en una acción pública privada y los emprendedores dedicados a la animación digital validaran e  identificarán las barreras que impiden avanzar y elaborar  planes de mejora de la cadena de valor para su desarrollo.

 

La ministra de la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, Maria Celia Dopeso López, dijo que “el desarrollo de las industrias creativas conlleva beneficios económicos y sociales para nuestros países, ya que representa una riqueza basada en el talento, la propiedad intelectual, la conectividad y por supuesto, la herencia cultural de nuestros países, transformando las ideas creativas en bienes y servicios con alto valor agregado”.

 

“La animación digital es como una columna vertebral que nos permite identificar potencialidades con otros sectores. Partimos de este tipo de animaciones como oportunidad de insertarla en otros sectores y a la vez cómo otros sectores más desarrollados (cine) pueden potenciar el crecimiento de la animación”, sostuvo Leda Peralta, representante de CEPAL.

 

“La AMPYME,  desarrolla una visión enfocada en adecuar nuestro accionar y programas institucionales acorde a las necesidades del sector, incorporando y fomentando nuevas formas de emprendimiento con innovación, así como iniciativas acordes a las distintas etapas de desarrollo del negocio, trabajando desde la parte formativa del plan de negocios hasta las cadenas de valor y la promoción de la comercialización y la internacionalización, buscando generar un crecimiento económico con equidad social y adaptación de la base productiva, para elevar el nivel de vida de todos los panameños”, dijo la titular de la institución.

 

En el encuentro, contribuyó con la creación de redes de trabajo y al surgimiento de proyectos conjuntos, aprovechando capacidades  existentes y proyectos en curso, de igual forma se fomentó la colaboración entre sectores y la continuación de las actividades de fortalecimiento de la cadena de valor.

 

Según el estudio de mayor relevancia sobre la materia en Panamá, realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) sobre “Industrias Creativas y culturales en el país, denominado “Diagnóstico del Sector y relevancia Económica”, y por el Censo Económico Nacional de 2010, la producción de las empresas de las industrias creativas no es marginal en la economía panameña.

La propuesta de asistencia técnica se enfoca en los sectores de la cadena naranja que cuentan con mayores niveles de digitalización y uso de alta tecnología como: música, videojuegos y multimedia, producción de videos (películas, series de televisión, videoclips) y otras formas de animación digital.

 

Un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), titulado “Economía Naranja: Una Oportunidad Infinita” de 2013, revela que las industrias culturales y creativas (ICC) en el hemisferio occidental generaron unos 175.000 millones de dólares al año y emplearon a 11 millones de personas.