IMG_1484

Culmina con éxito fase del Proyecto “Emprendiendo hacia la Libertad”

Compartir

Con el tema “Construyendo mí Negocio”, culminó la cuarta fase del “Proyecto Emprendiendo hacia la Libertad”, una iniciativa de la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa y el Ministerio de Gobierno, a través de la Dirección General del  Sistema Penitenciario.

 

Durante las capacitaciones realizadas en el Centro Femenino de Rehabilitación, Cecilia Orillac de Chiari (CEFERE),  37 participantes que lograron culminar el programa, pudieron adquirir conocimientos sobre flujo de caja, costos variables, costos fijos,  misión-visión y valores de un negocio, además de cómo trabajar un plan de negocio, plan de producción, tecnología, entre otros aspectos fundamentales para la creación y sostenibilidad de un negocio.

 

La titular de la AMPYME, María Celia Dopeso López, sostuvo que la acción aporta a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, un compromiso país que busca la reducción de la pobreza y desigualdades, a través de una educación inclusiva y equitativa, con equidad de género.

 

“Como país estamos trabajando para alcanzar esa igualdad al 2030 y desde la AMPYME, el fomento de la empresarialidad y emprendimiento femenino, juega un rol fundamental para lograr esa reinserción productiva, reconociendo la importancia de aprovechar ese período de privación de libertad para impulsar cambios de actitud, potenciar sus habilidades y dotarles de herramientas que les permitan ser auto sostenibles, tras su puesta en libertad”, dijo la ministra Dopeso López,  cuando inició el proceso de capacitación.

 

El taller realizado este 04 de octubre, contó con la participación de Anthony Nieto, jefe de Capacitación y Asistencia Técnica y Raúl López, asesor del Despacho Superior de la AMPYME, quienes coincidieron en que estas iniciativas contribuyen al desarrollo de  habilidades conductuales, como una herramienta para enfrentar los desafíos diarios y permanentes, haciendo énfasis en los principales valores que deben tener presentes y poner en práctica en sus vidas.

 

Elprograma  capacitó a mujeres y hombres privados de libertad en valores, creatividad e innovación, desarrollando mi “yo emprendedor” y creando ideas de negocios.

 

Lesbia Mateo, una de las participantes del programa,  agradeció a la AMPYME y las demás entidades  que se han comprometido con este proyecto como  una oportunidad que les  ayuda a crecer como personas y que podrán poner en práctica lo aprendido, enfocándose  hacía otros horizontes y superase.

 

Esta actividad se  efectuó en tres fases con jornadas de motivación, liderazgo y valores. La otra de sensibilización, gestión y cultura empresarial “Despertando al soñador” y la última dirigida a los finalistas de la segunda fase, con capacidades y competencias  para emprender.

 

El Programa   se desarrolló con 2 grupos (uno de 50 mujeres y otro de 50 hombres), en el que se identificarán los finalistas por cada grupo, es decir, aquellos que realmente cuenten con actitudes empresariales para que pasen a la fase final que sería trabajar en su modelo de negocios.