Muñecas personalizadas con diferentes facciones, con rostros expresivos,  vestidos folclóricos, deportivos o de héroes de tiras cómicas, hacen  que   estas obras  llamen la atención de chicos y grandes.

La autora,  Xiomara Jiménez,  utiliza polímero termoplástico o fuami, Alambre dulce, hielo seco, goma caliente, pintura acrílica especial, accesorios brillantes, perlas, piedras, flores y mucha  imaginación para crear este producto variado y llamativo.

Motivada por su padre, la artesana cultiva esta habilidad desde niña, pero  fue su madre quien le dio la idea de emprender en  la confección de figuras en fuami,  según comentó esta panameña capitalina de 41 años.

Xiomara Jiménez, no dudó en agradecer a la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (AMPYME), por llevarla de la mano hacia el éxito en su negocio.

“La AMPYME,  ayudó a registrar mi trabajo, me ofreció las herramientas para mejorar el renglón administrativo, conocer mis gastos, costos, mercadeo…..Muchas veces regalamos literalmente nuestro trabajo, porque no tomamos en cuenta el tiempo, la mano de obra,  costo del local, transporte,  y otros rubros al momento de  elaborar un producto”,  expresó Xiomara, quien ya ha confeccionado más de 800 figuras en tres años.

“Antes tenía la habilidad y creatividad pero no sabía cómo mejorar y desarrollar mis ideas, hasta que participé en la AMPYME en un programa del fondo concursable no reembolsable denominado Capital Semilla, donde los asesores de la institución   aprobaron un proyecto que me enseñaron a elaborar y con el apoyo recibido pude comprar una máquina cortadora (cameo) para cortar figuras pequeñas y una impresora que permite elaborar mis propios afiches, tarjetas de presentación y la  publicidad del negocio”, expresó la orgullosa panameña, casada y madre de dos hijos.

Los clientes solicitan figuras como automóviles, casas, princesas de carnaval personalizadas, arreglos florales, decoración y murales en recámaras de niño, pero lo que más prefieren, hasta para llevar al extranjero, son las muñecas  empolleradas, montunos, de gala y polleras pintada.

También confecciona muñecas günas, blancas, morenas, con trenzas, con cola, con largas cabelleras, con vestidos folclóricos o formales, héroes de dibujos animados  para todos los gustos y edades y que reflejan tradición y cultura.

Xiomara, recibe el apoyo de su hija Laura Sofía, de 20 años, y dedica de cuatro horas y hasta tres días en la confección de una muñeca y las ofrece desde B/30.00,  que se han consolidado como una artesanía cultural de gran impacto nacional e internacional y que no pasan de moda.

En un pequeño taller, ubicado en su residencia de Howard, la exestudiante de derecho desarrolla su imaginación para crear modelos distintos de muñecas que contribuyen a mantener  viva una tradición  arraigada en personas de todas las edades.

La emprendedora reconoce que sus manos tienen la destreza para confeccionar hermosas manualidades, pero  asegura que la AMPYME le abrió las puertas hacia el desarrollo y crecimiento de su negocio a través de  jornadas de capacitación, apoyo financiero y las distintas ferias como vitrina para dar a conocer sus productos.