El Sello de Igualdad de Género en las Empresas privadas y las instituciones públicas será implementado en Panamá en una estrategia público-privada en pro de la igualdad entre hombres y mujeres.


La Vicepresidenta y Canciller de la República, Isabel De Saint Malo de Alvarado, durante la firma del documento, señaló que con el mismo se busca impulsar una mayor participación de las mujeres en la economía nacional.


Con este sello se crearán las condiciones igualitarias para hombres y mujeres, así como un crecimiento económico sostenible y empleos dignos para ambos géneros, según se informó en un acto celebrado en el Ministerio de Relaciones Exteriores y que contó con la participación de María Celia Dopeso López, Directora General de la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (AMPYME).

 

La iniciativa será respaldada porque se centra en las relaciones obrero-patronales en aras de reducir las brechas en el mercado de trabajo” y “aminorar las diferencias salariales basadas en género, dijo el Ministro de Trabajo y Desarrollo Laboral, Luis Ernesto Carles.

De la mano con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Panamá buscará incrementar el número de mujeres en posiciones de toma de decisión, la eliminación de la brecha salarial entre hombres y mujeres, promover la participación de las mujeres en empleos no tradicionales y erradicar el acoso sexual.


El PNUD ha establecido programas de certificación del Sello de Igualdad de Género, implementado por Gobiernos nacionales con el apoyo del organismo de Naciones Unidas desde 2009.


Originalmente implementado en América Latina, los Sellos de Igualdad de Género se están expandiendo en el ámbito mundial y las instituciones que lo reciben son reconocidas por alcanzar estándares específicos para promover la igualdad de género en el trabajo, señaló el PNUD.

El ODS número 5 proyecta “lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y niñas” al 2030.