Como parte de la agenda de desarrollo del país, la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (AMPYME), aspira a posesionar el tema de fomento del emprendimiento y la empresarialidad femenina,  en el marco del Consejo Nacional del Emprendimiento, instalado el año pasado  y formado por 49 entidades del sector público y privado y de la academia, en base a un Pacto Nacional por el Emprendimiento.

Durante el foro “Igualdad de Oportunidades entre Hombres y Mujeres: Avances, Logros y Retos”, organizado por Banistmo y ONU Mujer, la titular de la AMPYME María Celia Dopeso López, sostuvo que a través de este Consejo se  impulsará  todo lo relacionado con la política pública y lo que se ha adelantado en tema específico del empoderamiento de las mujeres como parte de la sostenibilidad.

La ministra Dopeso López, formó parte del equipo de panelistas durante el foro que se desarrolló para conmemorar el Día Internacional de la Mujer,   y donde participaron además Luis Ernesto Carles, ministro de Trabajo y Desarrollo Laboral; María Luisa Navarro, viceministra de Asuntos Multilaterales y Cooperación; Aimeé Sentmat de Grimaldo, presidenta ejecutiva de Banistmo; Lara Blanco, directora regional adjunta de  ONU Mujeres para Las América y el Caribe, Herman Bern, gerente general de Empresas Bern y moderado por María Ángeles Sallé, fundadora de ENRED Consultoría e impulsora del empoderamiento económico de las mujeres.

“La AMPYME desarrolla programas enfocados específicamente en mujeres que emprenden por necesidad y por oportunidad, entre ellos Mujer Emprende que ha atendido a más de 1000 mujeres a nivel nacional con el apoyo del Instituto Nacional de la Mujer (INAMU) y del Instituto Nacional de Formación Profesional y Capacitación para el Desarrollo Humano (INADEH) para asegurar que las participantes sean empresarias exitosas”,  dijo la directora general de la AMPYME.

Aimeé de Grimaldo, reconoció que a través de alianzas se puede alcanzar el empoderamiento femenino, que se traduce en mejores ingresos para las mujeres y sus familias, el crecimiento económico de nuestro país y el bienestar de nuestra sociedad.

El foro abrió un diálogo entre diferentes actores que pueden incidir en el logro de la equidad de género, a través del empoderamiento económico de la mujer y el acceso de las mujeres a puestos directivos y de toma de decisiones en Panamá. Diferentes estudios internacionales han demostrado que el aporte de las mujeres es crucial para el desarrollo y la prosperidad económica de sus países.

“El sector privado es un actor crucial para logar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la agenda 2030, particularmente el logro de la igualdad de género y promover la igualdad de género, además de ser correcto, es lo inteligente, pues genera impactos positivos para los negocios, mejora la toma de decisiones y las competencias para los objetivos de la empresa”, destacó la directora regional adjunta de ONU Mujeres Lara Blanco.