IMG_9149

Panamá, primer país en impulsar lineamientos para su estrategia de diplomacia, científica, tecnológica y de innovación

Compartir

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

En un acto encabezado por la vicepresidenta y canciller, Isabel de Saint Malo de Alvarado y Jorge Motta, Secretario Nacional de  Ciencia, Tecnología e Innovación (SENACYT), se llevó a cabo este lunes 03 de junio,  la presentación de los  Lineamientos de la estrategia de Diplomacia Científica, Tecnológica y de Innovación, iniciativa encaminada a promover la colaboración investigadora e innovadora, tanto en el ámbito bilateral como multilateral.

 

 

 

Durante el acto protocolar que contó con la asistencia de Lourdes M. Pérez, subdirectora general de la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa y de Jorge Arosemena, director ejecutivo de Ciudad del Saber,  Saint Malo de Alvarado, resaltó el compromiso adquirido por el Ministerio Relaciones Exteriores con miras a impulsar  acciones  como medio para lograr mediante alianzas con el sector privado y la sociedad civil, mejores políticas públicas que aseguren un mejor nivel de vida de los panameños.

 

 

 

“La diplomacia conecta y transforma lo complejo en posibilidades, facilitando el entendimiento entre diversos actores, así como la cooperación y el intercambio de experiencias, lo cual buscamos a través de esta estrategia para apoyar los esfuerzos que la comunidad científica panameña y contar con esta herramienta de trabajo significa un logro y un paso en la dirección correcta”, puntualizó la vicepresidenta.

 

 

En tanto, el Secretario Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, Jorge A. Motta, aseguró que desde SENACYT entienden que hacer ciencia y cooperación científica implica trabajar desde una visión más amplia los problemas y temas de interés, significa conectar los desafíos nacionales, globales y las fronteras entre las distintas áreas del saber.

 

 

 

En el marco del lanzamiento de la iniciativa se realizó la firma del Acuerdo Interinstitucional entre el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, con el que ambas entidades se comprometen a realizar esfuerzos dirigidos a impulsar la Diplomacia Científica, Tecnológica y de Innovación a fin de fortalecer, promover y aumentar la visibilidad de las acciones desarrolladas por las instituciones nacionales en todas las gamas de la ciencia.

 

 

 

Según explicó Oris Sanjur, directora Asociada de Administración de la Ciencia, del Instituto Smithsonian, la Diplomacia Científica se alinea a las acciones identificadas de acuerdo a tres pilares estratégicos, los cuales son: Diplomacia para la ciencia, proyectos trasnacionales de investigación,  Ciencia en la diplomacia, políticas públicas y política exterior basadas en evidencia de comités científicos y  Ciencia para la diplomacia, la ciencia contribuye a las buenas relaciones diplomáticas.