Expertos nacionales e internacionales, autoridades y activistas  analizaron los avances identificados frente a la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad en  Latinoamérica y el Caribe, así como el tema de Pobreza, Pobreza Extrema y Derechos Humanos en las Américas.

Al inaugurar el acto de conmemoración del décimo aniversario de la entrada en vigencia a nivel nacional de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas y su Protocolo Facultativo, Isabel de Saint Malo de Alvarado, Vicepresidenta y Ministra de Relaciones Exteriores, a destacó que los Objetivos del Desarrollo Sostenible, van acompañados de un progreso multidimensional, reconocido como aquél desarrollo con límites normativos, en que nada  disminuya los derechos de las personas y las comunidades.

“Esta obligación internacional llama al Estado a prever un desarrollo sostenible con enfoque multidimensional que contribuya a perfilar las transformaciones inconclusas de este proceso histórico, es decir, una mirada holística que puede ser útil para confrontar los retos de la coyuntura y dar los primeros pasos hacia la implementación de la Agenda 20-30 para el Desarrollo Sostenible en la región”, sostuvo la Vicepresidenta y Ministra de Relaciones Exteriores.

El evento que contó con la participación de Nedelka Navas, Subdirectora General de la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa; Nélida Ortiz, Directora General de la Secretaría  Nacional de Discapacidad (SENADIS),  expresó que la iniciativa fortaleció la estructura jurídico-social, en materia de derechos humanos y, de manera específica, los derechos de hasta ese entonces, 370,053, personas con discapacidad del país, recogidos inicialmente en la Ley No. 42 de 27 de agosto de 1999, por la cual, se establece la equiparación de oportunidades para las personas con discapacidad en Panamá.

Panamá, como parte de la Región de América Latina y el Caribe, es un país referente que desde 1996, hace 20 años y fuera de las regulaciones jurídicas posteriores a la fecha, hizo manifiesto su compromiso con las personas con discapacidad en el Continente Americano, en el cual hizo un llamado a los Estados para que intensifiquen sus esfuerzos a fin de crear oportunidades equitativas para las personas con discapacidad en los servicios de salud, educación y capacitación, así como oportunidades de empleo y de vida independiente y, en general, facilidades para que se incluyan y contribuyan plenamente a la sociedad en forma productiva.

Esta actividad se desarrolló en el marco del décimo aniversario de la SENADIS como entidad autónoma del estado con la participación de líderes de diversas provincias del país.